Perlas de calabaza, Don Samuel

Víctima de una borrachera de mil pares de cojones, ahí, en África, se le ha ido la pinza en andalú y nos canta estas cosillas tan suyas, tan nuestras, tan mías… algo que no puede quedar en el olvido, dulce demencia alcoholica, ¡oh don Samuela! se vuelve poeta, andalú, como Lorca, Alberti o los Machado. ¡Va por ustedeh!

Don Samuel
Ar banca va i su putamare, arriquitaun! Yo me voy a toma cuarto y mita de arcóh en vena. Venaso. Venao. Vení a mí. Deha que loh ninios vengan a mí, que me loh llevo de copita, arsa mi arma.
Qué caraho e eso que viene volando por ahí. Ostia un mosquito! Cohel-lo! Lah calabarrsa no se contagian de maloide, no? Qué mirrrda es eto que mestan sirviendo? Mah feo que un frigorífico por detrá, la vin!
Gor del barsa! No? Ah, no, con-ne. Penarty conne, como ner joky. Vaya deporte de jorobaos er joky. Compra er palo mah largo, atontao! Que te va queda torsio pa to la vida.
Y compra yelo!
Questaba yo disiendo?

5 Respuestas para “Perlas de calabaza, Don Samuel”

  1. Le han hechado algo en la bebida, y ya me lo decía mi madre…He descubierto que no es una leyenda urbana, le han cambiado hasta el acento…

    Responder
  2. quiero quitar mi comentario es de burra del pueblo poner echar con h…por el amordedios quiten eso…

    Responder
  3. Diego Martín-Montalvo Cortes

    La pena por echar con hache creo que está en 100 azotes, con mofa y escarnio públicos.

    Responder
  4. Copón bendito. Acabo de leer esto. No sabía que estaba aquí. Y ahora ¿qué digo yo? ¿que no estaba siego perdío y que era todo broma? Perdería la gracia, así que… Hefe, héshame (con H, ya que estamos) odra copita deso con lo que friega.
    Y olé.

    Responder

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *