Exabruptos veraniegos…, con el IVA al 21%

Ya no sé si es el cabreo que tengo y detecto en la peña, pero me va pareciendo a mi que ya toca ir haciendo algo además de quejarse en las redes y crear grupos del tipo «daleamegustasitecagasensusmuertos» o «porunsueldobaseparalospoliticosdesuputamadre». Está bien eso. Es un medio, pero el medio, los innumerables medios que ahora existen, no llevan nunca al fin. Y el fin, que no sería otro que estar administrados por gente responsable, temerosa del euro ajeno, con la vergüenza suficiente para no poder conciliar el sueño cuando una cagada suya, por desconocimiento o maldad, generase malestar, ese fin está a tomar por culo de lejos. ¿Tanto cuesta hacer ver a esos que ponen cara de estreñimiento agudo cuando nos la clavan doblada, que no se puede estar aguantando su nepotismo, amiguismo, clientelismo e hijoputismo por los siglos de los siglos? Son los mismos perros con otros collares de distinto color, pero siempre se pasan el collar los mismos, y nunca cambian los perros. Ay, si llovieran listas abiertas… Y responsabilidad por los actos torpes cometidos… ¡Me cago en el misterio!

¿Y cómo anda por allí la política?.
¿Y cómo anda por allí la política?.

2 Respuestas para “Exabruptos veraniegos…, con el IVA al 21%”

  1. diegomartinmontalvo

    La gilipollez, la maldad, la sinvergüencería, etc, son democráticas ya que pueden afectar a cualquiera sin distinción de nada, y lo que es mejor, pueden unir en sus opiniones a gente con diferentes ideologías, pero que en lo que coinciden es en el sentido común.

    Responder

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *