3 Respuestas para “Amanecismos”

  1. A mí siempre me ha caído mucho mejor Quevedo, por lo cachondo e irrespetuoso que era (“entre el clavel y la rosa, Su Majestad es-coja”). Góngora siempre me pareció un pedorro, parece que se dedicó a fastidiar la vida de los estudiantes de bachillerato de 4 siglos después.

    Responder
  2. ¿¡TÚ QUIÉS VER QUE TE ARRIMO DOS SONETOS!?
    (Le decía Quevedo a Góngora) (También yo he sido más de cuerpo de Quevedo)

    Responder

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *