El amanecismo, la enfermedad deseable

Estudio psiquiátrico hecho por la facultad de Okahoma, os lo he traducido y lo paso por aquí.

A principios del siglo XXI hemos observado a nivel global pero sobre todo en los países más civilizados, un crecimiento esponencial de distintas enfermedades mentales o psicosomáticas, como depresión, ansiedad, anorexia etc. Un terrible largo etc.

Aparece hace aproximadamente unos 5 años un nuevo síndrome, conocido como “Síndrome del absurdo” es una afección, nacida en distintas poblaciones de España a raiz de la emisión de una película, de nombre “Amanece que no es poco”

El origen del humor absurdo creado por el rumano Eugene Ionesco y seguido por el irlandés Samuel Becket (ambos emigrantes en Francia) cuaja por fin, años después en Albacete.

De ahí y en cuestión de años se extiende por cuatro continentes.

 

SINTOMATOLOGÍA

 

  • MUY COMÚN (100 %)  Reirte de cosas sin sentido. Reírte mucho de cosas sin sentido. Reírte aun más de cosas sin sentido

 

  • MUY FECUENTE (99%) Sentir devoción por la obra de Faulkner. Ir en sidecar levitar beber anís

 

  • FRECUENTE (80) Hablar en latín, inglés, alemán, español y amanecista (un dialecto del Castellano) que ellos mismos han creado. Hablar al revés Hablar por hablar. Callarse sin hablar y seguir hablando.

 

  • MUY COMÚN (se desconoce porcentaje) Tener una calabaza en casa para hacerse fotos con ella. Pasearla y hacerse fotos con ella Hablarle Vestir a tu hijo de calabaza y hablarle.

 

ALUCINACIONES MÁS COMUNES:

todos creen tener la caballería de parto, pero sólo se conoce de un caso de un paciente que realmente tenga caballos. Fumen o no, piden tabaco. Beban o no, siempre creen estar borrachos Ateos o no, van a misa a diario respetan a las minorías étnicas, salvo a un negro en concreto que además es blanco.

Desde Oklahoma, no lo vemos tan raro. Considera, esta universidad tras profundos estudios que es una patología, sí, pero deseable, ya que son gente muy feliz. Y no se les considera peligrosos.

No consideramos que requieran tratamiento ni reclusión. Estudios antropológicos acordes con la universidad de Oxford afriman que quizá sea un nuevo tipo de homínido. No sabemos, no sabemos…

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *