¡Examen!

Atención, neños: ¡examen! El amanecismo y el folklore en su variante futbolística más arcana. ¿Son Leer más

… es que mi hermano ya está harto.

No, no, esta vez no. Es un embolao que nos metían los hombres porque decían que nosotras teníamos más sensibilidad y que distinguiríamos mejor al tonto que podía darnos más juego. Pero este año eligen ellos, que nosotras bastante tenemos con lo nuestro.